21 de enero de 2015

Maquillaje-Peluquería Gold Weekend



Una melena corta y voluminosa. El cabello rizado siempre queda bien y es que a la vez puede ser elegante e informal.
Aprovechando el rizo natural de nuestra modelo recién lavado y secado al aire, marcamos con unas tenacillas algunos rizos cerrados sobre todo por la capa superior, para darle un acabado más fino dentro de su salvajismo.
Para acentuar la elegancia, dejamos caer el flequillo hacia el lado fijándolo con un poco de laca tras haber cardado el cabello para aportarle volumen. 


Peluquería: Javier Marín.



Decidimos optar por un maquillaje fuerte para que no pasara desapercibido en la espectacularidad del vestido. Nos movió la idea de adaptar al maquillaje el color de la plumas del vestido, intentando así relacionar todas las piezas del conjunto sin dejarlas aisladas.

En primera instancia el maquillaje iba a ser sutil y en tonos dorados y cobrizos suaves, una buena opción para aquellas que quieren lucir más sencillas.
Aquí tenéis el paso a paso:

1.Limpiador para arrastrar cualquier tipo de impureza y preparar la piel para el maquillaje.
2. Crema hidrante para nutrir la piel y obtener una mejor aplicación de la base de maquillaje.
3. Prebase para tapar los poros abiertos y que la base permanezca más tiempo y tenga mejor cobertura.
4. Corrector verde para corregir las rojeces.
5. Base maquillaje para tapar correcciones y unificar el tono.
6. Polvos traslúcidos transparentes para matificar la base, evitar los brillos y hacerla más duradera.
7. Sombra verde por el párpado móvil y parte central inferior del ojo.
8. Sombra marrón oscura por la cuenca y parte externa inferior del ojo.
9. Lápiz dorado por la V interna y waterline del ojo.
10. Lápiz de cejas marrón claropara rellenar y darle forma.
11. Labial rojo.
12. Colorete rosa.
Maquillaje: Marina Benítez.

Moda Gold Weekend



Inspirado en las pasarelas de alta costura Laura Membrives crea, completamente a mano, esta pieza que baila entre los tonos cobrizos y dorados recordando un estilo etrusco ante todo por su pedrería. Está compuesto por 600 plumas y 1800 remaches reciclados de latas de refrescos.

Toda una obra de arte sobre todo por su proceso manual, que acompañado de un maquillaje inspirado en el color de las plumas, y un peinado corto y rizado, da un acabado elegante pero divertido a este conjunto. 


La fotografía se realizó en el Auditorio de Alcalá de Guadaira: Auditorio Riveras Del Guadaira. Un lujazo para todo el equipo comenzar por una localización tan impresionante.






















Fotografía: Irene Reina, Andrés Torrado y Atenea Campos.